0
comentarios

Ben Bulben, un hermoso paraje rodeado de leyendas celtas

Ben Bulben, formación rocosa de Irlanda 01

Entre los muchos parajes que existen repartidos por Europa relacionados en algún momento con los pueblos celtas uno de los más espectaculares es Ben Bulben, una gran formación rocosa de 526 metros de alto en medio de una verde planicie enclavada en el condado irlandés de Sligo (al final del artículo hemos recopilado algunas imágenes de la montaña).

Pero Ben Bulben no destaca solamente por su pura belleza, también lo hace por ser una de las formaciones naturales en torno a las que más leyendas celtas existen, seguramente debido en parte a su singularidad y a ese alo de misterio que siempre la rodea provocado por sus súbitos cambios de tonalidad -cuando las nubes la sobrevuelan se torna gris y bajo los rayos del Sol cambia a un verde intenso-.

[Relacionado: Paisajes celtas: Stonehenge]

De entre todas las leyendas de origen celta en las que aparece la montaña, la más conocida es la protagonizada por Fionn, gran sabio reunificador y jefe de la banda fianna que obtuvo la sabiduría al probar el Salmón del Conocimiento -a su vez relacionado con el signo Avellano del horóscopo celta-, Diarmuid, uno de los guerreros de fianna, y Grainne, pareja del primero que tras un tiempo pasó a serlo del segundo.

Según una de las versiones de la leyenda Fionn organizó una gran fiesta para celebrar su inminente casamiento con la hermosa Grainne, hija del Rey supremo de Irlanda Cormac, en la que además de la susodicha también estaba Diarmuid sobre el que la joven fijó sus ojos quedando loca y completamente enamorada de él (no era de extrañar, tiempo atrás un hada había concedido a Diarmuid el don de ser amado por todas las mujeres).

En ese instante Grainne decide que tiene que fugarse con el joven guerrero, así que coge una poción la cual vierte en el vino de la fiesta y los invitados caen en un profundo sueño. Ya sin estorbos acude en busca de Diarmuid a quien le dice que le ama y que se fugue con ella. Él se niega, no quiere traicionar a su líder Fionn y resto de compañeros guerreros, pero la muchacha no se da por vencida, le amenaza con un temible encantamiento mágico -geis- y termina cediendo.

Después de la fuga, Grainne y Diarmuid comienzan un periplo de años que los lleva a recorrer toda Irlanda escapando del enfurecido Fionn durante el que viven muchas y variadas aventuras. Y así, entre escondites, remordimientos y ansias de venganza pasó el tiempo, hasta que Oengus, el padre adoptivo de Diarmuid, negocia la paz con Fionn y la pareja se asienta en lo que hoy es Sligo no muy lejos de la formación Ben Bulben.

Años después de firmar la paz un día Fionn preparó una cacería de jabalí en los alrededores de la montaña e invitó a Diarmuid. Éste acudió a la cita, a pesar de que estaba profetizado que un jabalí le daría muerte, y tras encontrarse en el mismo Ben Bulben con un gran cerdo salvaje se enzarzaron en una encarnizada lucha de la que el guerrero salió victorioso, aunque con una herida muy grave. De los presentes el único que podía salvarle la vida era Fionn, sólo tenía que coger un poco de agua con sus manos y dársela a beber; en un primer momento, cegado por celos y antiguas ansias de venganza, no accedió, pero ante las súplicas de sus compañeros fianna finalmente le dió de beber agua de sus propias manos.

Desgraciadamente era demasiado tarde. Diarmuid yacía muerto en Ben Bulben.

Imágenes de Ben Bulben

Ben Bulben, formación rocosa de Irlanda 02

Ben Bulben, formación rocosa de Irlanda 03

Ben Bulben, formación rocosa de Irlanda 04

Ben Bulben, formación rocosa de Irlanda 05

Ben Bulben, formación rocosa de Irlanda 06

Fuentes: Wikipedia – Libro “Pequeño diccionario de mitología céltica” de Jean Markale – Geomythology – Imágenes vía Wikipedia

  • Compartir:     
Guardado en: Mitología celta Paisajes celtas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

*

*

Acepto la Política de privacidad y las Condiciones generales